martes, 17 de enero de 2017

"La Balesquida" es la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza de Oviedo


Así ha sido y así será por los siglos de los siglos.

Un juzgado acaba de dar la razón a la muy antigua Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza de Oviedo, La Balesquida, indicando que el derecho legítimo a usar el sobrenombre de "La Balesquida" le corresponde a ella y solo a ella.

¿Y por qué ha tenido que decidirlo un juez?, pues porque la denominada Sociedad Protectora de La Balesquida pretendía usar tal sobrenombre para uso propio habiéndolo registrado la Cofradía con anterioridad. 

Todo esto no tiene ningún sentido ¿no? , ¡pues claro que no!, pero vamos a hacer un poco de Historia:

La Sociedad Protectora de la Balesquida (La Protectora, desde ahora) se funda en 1930, cuando la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza no pasaba por sus mejores momentos, y su fundación obedece a los siguientes fines:

1-Guardar las tradiciones de histórico arraigo en la Cofradía de La Balesquida y procurar divulgar su conocimiento siempre manteniendo el espíritu de servicio de su fundadora.
2-Auxiliar y colaborar en la realización de las funciones religiosas y profanas de la Cofradía.

Estos Estatutos fueron modificados en noviembre de 2004 para adaptarse a la nueva legislación en cuanto a Asociaciones  regulada por la Ley orgánica 1/2002 de 22 de marzo. Sin embargo los fines y actividades que aparecen en los nuevos Estatutos siguen siendo los mismos, anteriormente citados. La Protectora fue cada vez tomando más importancia y la Cofradía casi desaparecida, casi, pues un grupo incansable seguía manteniendo cada una de las tradiciones seculares de esta querida cofradía ovetense tan arraigada en la ciudad de Oviedo, tanto que el primer martes después de Pentecostés cuando la Cofradía celebra sus festejos es fiesta local en Oviedo, el llamado "Martes del Campo".

Este grupo de cofrades quisieron hacer lo mismo que había hecho en su momento La Protectora, adecuar sus Estatutos a la Nueva Ley de Asociaciones y así poder registrarse tanto en  el Registro de Asociaciones del Principado como en el Ayuntamiento de Oviedo.


Esto ocurrió en diciembre de 2012 y , como no podía ser de otra manera, la Cofradía se estableció como Asociación pública de la Iglesia, bajo el amparo del Arzobispado de Oviedo  y esto fue lo que provocó "la ira" de parte de los "Socios protectores". De ninguna manera querían el "control" de la Iglesia sobre la Cofradía e intentaron impugnar el Cabildo de votaciones, donde la Cofradía aprobó los nuevos Estatutos.

A partir de ese momento ruptura total de relaciones, y denuncia tras denuncia en los Juzgados que la Cofradía ha ido ganando una a una. Mientras tanto, La Protectora, incumpliendo cada uno de sus fines estatutarios: no ayuda en el mantenimiento de la Capilla, ni en las celebraciones religiosas, ni profanas que desde hace siglos organiza La Cofradía. Sin embargo cobra la subvención municipal para organizar los festejos de Martes del Campo, festejos íntimamente ligados a la Cofradía y a su celebraciones, y mantiene el local cedido por el Ayuntamiento para sus oficinas en la Plaza de la Constitución e impide que sean usadas por la Cofradía cuando la sede social de La Protectora se encuentra en las dependencias de La Cofradía.

Y con todo esto llegamos a lo que estamos. La última ha sido esta del nombre. Ahora que los jueces han dicho quien es el legitimo propietario de tan arraigado nombre en la historia de Oviedo, la Cofradía de Nuestra Señora de La Esperanza de Oviedo "La Balesquida", es cuando La Protectora quiere llegar a un acuerdo con la Cofradía. Creo que tras tanto desplante , denuncias y acusaciones en prensa todos estos años el problema tiene difícil solución. Ya veremos en que queda todo esto. La última que ha hablado en los medios ha sido La Cofradía.






No hay comentarios:

Publicar un comentario