martes, 20 de marzo de 2012

Vía Crucis Santo Entierro



La Plaza de la Constitución de Oviedo fue este sábado la prolongación del templo de San Isidoro, para acoger las catorce estaciones del Calvario de Nuestro Señor.

Muchos nervios en las horas previas, no paraba de llover.  La Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Silencio y Santa Cruz hacía su entrada en la plaza procedente de su sede en Santa María la Real de la Corte bajo una fina lluvía. Su música procesional sirvió para despejar de nubes el cielo de Oviedo y  a las siete de la tarde el cielo se tornó azul.


Uno a uno fueron saliendo de San Isidoro los maravillosos estandartes que la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno había prestado para la ocasión, con los que realizan su Vía Crucis cada miércoles Santo frente a la Santa Iglesia Catedral de Oviedo. No fue la única contribución de las Cofradías y Hermandades de la Ciudad.



La enorme Cruz de madera , réplica de la Cruz de los Jóvenes que presidió la JMJ de Madrid, salió a la plaza portada por el Cabildo de Oficiales de la Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores. Allí habría de encontrarse con el Lignum Crucis acompañado por la Junta de la Cofradía de la Soledad de Avilés y su párroco D. José Antonio González Montoto.



El Rector de la Cofradía del Santo Entierro, D. José Luis Alonso Tuñón, recibió la reliquia y de sus manos pasó a D. Jesús Sanz, Arzobispo de Oviedo, para entronizarlo en el pórtico de San Isidoro presidiendo el rezo del Vía Crucis Junto con las autoridades allí presentes.


La Cruz recorrió cada una de las Estaciones portada por diferentes grupos de personas, costaleros de los pasos del Santo Entierro, gente de la Parroquia y miembros de todas las Cofradías y Hermandades de la Ciudad de Oviedo, tanto penitenciales como de Gloria. En cada una de las estaciones un representante de los portantes de la Cruz leía las intenciones y una vez finalizado el rezo un canto o una marcha procesional interpretada por la Banda de Cornetas y Tambores de la  Cofradía del Silencio y Santa Cruz acompañaba el caminar del madero a la siguiente estación. Todo en un ambiente de recogimiento y silencio muy poco habitual un sábado a esas horas frente al Ayuntamiento, que sorprendía a viandantes . Muchos de los cuales decidieron acompañar a los presentes en el rezo del Vía Crucis.

Cabildo de Oficiales Sto. Entierro


Hermandad de Nº Padre Jesús Nazareno
Hermandad de Jesús Cautivo

Cofradía del Silencio y Santa Cruz

Hermandad de los Estudiantes

Cofradía de La Borriquilla

Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza "Balesquida" 


Tras el rezo y una vez recibida la bendición del Sr. Arzobispo con el Lignum Crucis en sus manos, los allí presentes se dirigieron al interior de San Isidoro para asistir a la Santa Misa, que como en todos los actos que organiza en su Templo la Cofradía del Santo Entierro, fue cantada por la Escolanía de San Salvador.







Una vez concluida la Santa Misa y previa a la adoración del pueblo al Lignum Crucis, el Sr. Arzobispo de Oviedo D. Jesús Sanz Montes descubrió una cerámica conmemorativa, de los sevillanos talleres de Artesanía Sevilla. En ésta se recuerda esta primera visita de la reliquia del Sagrado Leño, que estuvo clavado hace más de 2000 años en el Monte Calvario, a Oviedo.





1 comentario:

  1. Gran día el vivido el sábado en nuestra ciudad,todas las Cofradías unidas en un Viacrucis que difícilmente podremos olvidar.

    Un saludo

    ResponderEliminar