domingo, 14 de diciembre de 2014

Belén de cumbres de la Archicofradía del Santo Entierro


Un año más los cofrades de la penitencial de San Isidoro comienzan el Adviento con la colocación del Belén de cumbres.


Ya son cinco años los que la Archicofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores en su Inmaculada concepción, en compañía de su hermana la Cofradía de la Soledad y Vera Cruz de Avilés, instalan el Belén de cumbres en un lugar emblemático. Después de que esta semana los cofrades del Santo Entierro dejaron colocado el Belén en su Casa de hermandad, hoy era el turno del tradicional Belén de cumbres. 

En esta ocasión el lugar elegido ha sido la Capilla de San Bartolomé en la localidad de Sanzadornín en el Concejo de Illas. Hasta allí se desplazaron los hermanos de las dos penitenciales ovetense y avilesina para recorrer a pie hasta la capilla el camino que la separaba del restaurante donde más tarde compartirían mesa. No acompaño el tiempo , pero eso no desanimó al grupo que una vez en la Capilla celebró la Eucaristía presidida por D. Daniel Fernández-Díaz Robedo. Él mismo bendijo el misterio, como años anteriores de marcado carácter asturiano, que allí quedó a los pies de la Virgen de los Remedios. 

Unos villancicos a coro sirvieron de cierre para volver de nuevo al restaurante donde cofrades del Santo Entierro y de la Soledad compartieron mantel y se desearon una feliz Navidad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario