viernes, 2 de enero de 2015

Jesús Puras restaurará el Santo Cristo Flagelado de la Cofradía del Silencio y Santa Cruz


En ello está desde hace más o menos un mes.

Jesús Puras Higueras es un reputado restaurador, madrileño de nacimiento , pero casi asturiano de adopción. Se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Sevilla y su pasión ya antes de acabar sus estudios fue la restauración.

Llega a Asturias para participar en los campamentos de verano de la restauración del Monasterio de Obona, dos veranos pasó allí, para continuar en Valdedios donde sería profesor en su escuela taller para ya no abandonar la tierra asturiana, lleva aquí 28 años.

Exterior del Taller de Jesús Puras

Actualmente tiene su taller en San Román de Villa en Piloña. Desde allí realiza sus trabajos de restauración centrados en Asturias aunque ha realizado trabajos en Castilla y León, Cantabria o Madrid. Nos llevaría un buen rato enumerar todos los trabajos realizados por el madrileño pero por citar algunos referidos a nuestra ciudad de Oviedo podremos destacar los realizados en la Catedral , donde ha restaurado el retablo del altar mayor, el de la Virgen de la Luz, el del Cristo de Velarde, la rejería gótica, y todo un experto en prerrománico, después de haber trabajado en las pinturas murales de San Julián de los Prados, San Miguel de Lillo o Santa María del Naranco.

Nos hemos puesto en contacto con Jesús Puras para poder realizar un reportaje de la restauración y éste  ha tenido la amabilidad de invitarnos a su taller para conocer el estado de la misma, así como de explicarnos en que consistirá dicho proceso.

Interior del Taller.
Actualmente el restaurador tiene en su taller las tallas del Santo Cristo Flagelado, de la Cofradía del Silencio y Santa Cruz,  y el Cristo orante del paso de la Oración en el Huerto de la misma Cofradía. El Flagelado es una de las imágenes que procesiona el Martes Santo  mientras que el Orante lo había hecho en la época anterior pero desde la refundación de la Cofradía del Silencio no lo ha vuelto a hacer. 


El Flagelado ya está en proceso de restauración mientras que el Cristo orate está en su taller para ser valorado.

Además de estas dos tallas en el taller se encuentra el Cristo de la Piedad, también de la Parroquia de Santa María la Real de la Corte, sede canónica de la Cofradía del Silencio y Santa Cruz que será sometido a un proceso de restauración al igual que el Santo Cristo Flagelado.


En un segundo artículo os mostraremos en que consistirá la restauración de estas imágenes.

Desde OdP  agradecemos a Jesús Puras la amabilidad y buena disposición que para con nosotros ha mostrado facilitándonos la realización de este reportaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario