miércoles, 23 de marzo de 2016

La Real Cofradía del Silencio y Santa Cruz puso su procesión en la calle


La Luna de Parasceve se asomaba a la Plaza de Feijoo para saludar la Salida del Santo Cristo Flagelado, el Santísimo Cristo de la Piedad y María Santísima de la Amargura.

Tras una mañana de incertidumbres climatológicas la tarde se tranquilizó y la Real Cofradía del Silencio y Santa Cruz completó la primera de las procesiones de Semana Santa de Oviedo sin mojarse, aunque el mercurio no pasase de los 6º C.

La Banda de CCyTT de la Piedad y la de la Unión Musical del Principado acompañaron a los pasos. La Piedad a las dos imágenes cristíferas y la Unión a la Amargura.

Una magnífica tarde-noche (eran casi las 0:00 horas del Miércoles Santo cuando se recogía en La Corte) de la que os dejamos unas pocas fotos de la salida. Tiempo habrá en el año para recordar la Procesión del Martes Santo en Oviedo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario