martes, 16 de abril de 2013

Miércoles Santo. El Nazareno a hombros.


El Miércoles Santo el Señor de Oviedo tampoco se libró del agua.

La procesión salió a la Plaza de Santo Domingo siguiendo su riguroso orden anunciado desde el atrio por el secretario de la Cofradía. Cruz de Guía, Banda de música del RILAT "Príncipe de Asturias", hermanos de la Redención de León, estandartes del Vía Crucis... pero cuando le llegó su turno al Nazareno comenzó a llover.












Por eso se procedió a tapar la imagen para protegerla de la lluvia. La cabeza de la procesión alcanzaba ya la calle Magdalena, en ese momento se decidió acortar el recorrido de la procesión. Se llegó la Plaza de la Constitución y de allí directamente a Santo Domingo.







Sin duda el momento más emocionante de este Miércoles Santo fue la salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Los meses de ensayo se verían recompensados nada más dar el primer golpe al llamador. Alejo Barreiro, Hermano Mayor de la Hermandad, sería el encargado de hacerlo en el atrio de Santo Domingo para dejar el paso en manos de su capataz, Federico Gutiérrez. Éste lo guiaría hasta el exterior donde le esperaba la Agrupación Musical del Cristo del Gran Poder de León que lo acompañaría con sus sones tras interpretar el Himno Nacional.





4 comentarios:

  1. Una lastima por la lluvia,pero una buena noticia y alegria ver al rey de Oviedo ya a costal,con el tiempo y poco a poco una corona de espinas de plata tipo antigua y unas potencias,le quedarian magnificas,os lo imaginais ademas con una imagen que le acompañe de Simon de Cirene ayudandole a llevar la cruz?.Cuanto engrandecia la imagen de Nuestro Padre Jesus!!el se lo merece.(Cofrade linarense)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A costal no, a hombro , por dentro pero a un hombro.
      Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Qué hermoso ver caminar al Señor de Oviedo!

    ResponderEliminar
  3. Ojalá lo veamos a no mucho tardar en un trono con varales subiendo Gastañaga!!Como sólo Él lo merece!!Felicidades a la hermandad y a sus braceros, un trabajo impecable.
    Un abrazo, hermanos!!

    ResponderEliminar