martes, 13 de diciembre de 2016

La Cofradía del Silencio en 1961



La Cofradía de La Corte aspiraba a dos pasos nuevos.


Así nos lo explicaba D. Julio Ges en el especial de Semana Santa del Diario Región del año 1961.


En el artículo aparecen  tres fotografías (en la copia del periódico la calidad de las mismas es muy pobre) de alguno de los Pasos que en ese momento tenía la Cofradía del Silencio: "Jesús atado a la columna", el "Cristo de la Piedad" y "La Oración en el Huerto". Junto con estos el Paso de la "Virgen de la Amargura" completaban la Procesión que cada Jueves Santo  recorría las calles de Oviedo de acuerdo al siguiente itinerario: San Vicente, Jovellanos, Argüelles, Pelayo, Palacio Valdés, Melquiades Álvarez, Uría , Plaza de la Escandalera, Argüelles, Jovellanos y de nuevo al Templo de La Corte en la Calle San Vicente.

En el artículo se hacía un poco de historia de la Cofradía , el articulista explica como la Cofradía solo contaba con un paso, "La Oración en el Huerto" obtenido gracias al impulso del Coronel D. Antonio Uría Riu que en aquel momento se encontraba al frente de la Fábrica de Armas y ayudado por el entusiasmo de D. Carlos Casares, Comandante de armamento de la misma Fábrica, y que gracias a ellos y al entusiasmo de muchos otros en 1955 la "Virgen de la Amargura" acompañaba a la "Oración en el Huerto" en la Procesión del Jueves Santo y en 1956 se realizaba el paso para el "Cristo de la Piedad" y posteriormente para "Jesús atado a la columna".

La salida de los pasos era en el siguiente orden :"La Oración en el Huerto" de la que era en aquel momento Hermano Mayor D. Manuel Menéndez Manjón con capirotes blancos y hábitos negros."Jesús atado a la columna" siendo Hermano Mayor D. Enrique Alonso Elizo con capirotes y botonadura verde , luego "El Cristo de la Piedad" que tenía como Hermano Mayor a D. Moisés López Prado llevando capirotes  y botones morados y por último  la "Virgen de la Amargura" de la que era Hermano Mayor D. Luis Latorre Bethencour con capirotes colorados.


Gran día el Jueves Santo en Oviedo, a las ocho salía la Cofradía del Silencio, a las ocho y media la Procesión de "El Salvador" de la Hermandad de defensores de Oviedo y a las nueve Jesús Cautivo de la Cofradía de la Celeste, Real y Militar Orden de la Merced.

Era en esa época la Cofradía que más pasos ponía en la calle en una procesión, pero no contentos con eso aspiraban, como leemos en la cabecera del artículo, a otros dos pasos "La Corona de Espinas" y "Jesús con la Cruz a cuestas" para con ellos  llegar a salir con todos los misterios dolorosos del Santo Rosario. 

Esta era su intención en 1961, poco sospechaban de lo que ocurriría con la Semana Santa de Oviedo unos pocos años más tarde.



No hay comentarios:

Publicar un comentario