lunes, 3 de junio de 2013

Oviedo celebra el Corpus Christi


Y como adelanté el jueves, día de la Solemnidad de Corpus Christi, lo hizo celebrando dos procesiones.

La primera y más solemne la que tuvo lugar tras la Santa Misa celebrada en la Catedral de Oviedo. A la misma asistieron la Corporación Municipal, con el alcalde al frente, y representantes de las penitenciales ovetenses así como de los diferentes grupos de adoradores de Oviedo.


La procesión llegaba a la Plaza de la Constitución donde la Cofradía del Santo Entierro había preparado una alfombra natural para recibir al Santísimo Sacramento portado en la Custodia por el Señor Arzobispo.

Por primera en esta solemne procesión participaba el estandarte de la Cofradía de la Borriquilla, estrenado esta Semana Santa.


Tras él el el resto de los estandartes de las penitenciales que hasta la Catedral se acercaron en una soleada mañana: Hermandad de Estudiantes, Hermandad de Jesús Cautivo, Cofradía del Santo Entierro y Hermandad del Nazareno.



Una vez en el altar preparado por la parroquia de San Isidoro se produjo la bendición con Jesús Sacramentado y la procesión prosiguió su discurrir por las calles del Oviedo antiguo para regresar a la Catedral pasadas las dos de la tarde.









La otra procesión la que discurrió por el barrio de la Tenderina organizada por la parroquia de San Francisco Javier y en la que participan todos los grupos parroquiales con una importancia obvia de los niños que durante este año han tomado su Primera Comunión.
Este año por primera vez desde 2005, fecha de la primera procesión de Corpus en San Francisco Javier, un grupo de la catequesís parroquial ayudado por algunos padres y niños de catequesis, realizó una alfombra natural para recibir al Santísimo.

Procesión en la que participó un numeroso número de fieles y en la que la Hermandad de Estudiantes se hizo presente con hermanos portando cirios, el grupo de acólitos y la Agrupación musical San Salvador que puso las notas de oración a la procesión. 














Durante la celebración previa a la procesión pudimos ver al Señor de la Sentencia con una vestimenta alegórica a la Eucaristía, portando en sus manos el Cáliz y el Pan. Durante esta Semana intentaré subir al blog unas fotos de la misma.



Gracias a Roberto Campa y Oscar González, fieles colaboradores de este Blog, por las fotos de la procesión de la Catedral.

4 comentarios:

  1. ¿No sería más correcto que la Tenderina, habiendo procesión general en la Catedral, celebrara un Corpus de Minerva y trasladara su procesión al Domingo de infraoctava, o lo que es lo mismo en este caso, al domingo de la octava?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parroquia de San Francisco Javier viene celebrando la procesión de Corpus desde el año 2005 , Año de la Eucaristía, supongo que Don Alberto sabrá lo que hace y por qué lo hace. Pero desde luego yo no veo ninguna "incorrección" en ello.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Yo tampoco veo una ''incorrección'', que no se me entienda mal, y soy el primero en agradecer cualquier iniciativa que fomente la devoción y la cultura en los barrios de Oviedo. Sólo decía que, como ocurre en otras muchas capitales de España -como Sevilla y Triana, por ejemplo-, me parecería buena idea un acuerdo por el que La Tenderina también se sumara a la celebración central en la Catedral, y luego, en la octava (por ser a la vez domingo de infraoctava) celebrara su propia procesión, favoreciendo así además que Oviedo recupere las dos festividades, el Corpus en el centro, y la infraoctava-octava en los barrios.

      Eliminar
  2. Está claro que sería más propio no celebrar una procesión paralela a la catedralicia para así simbolizar la comunión entre las parroquias y el Obispo y no ir por libre, o así opino yo. Desde luego, lo que no entiendo es lo de los ''diaconillos'' (y también diaconillas) con esas dalmáticas rojas. El rojo es un color que no pega en la solemnidad del Corpus, partiendo, por supuesto de que la dalmática es propia exclusivamente del diácono ordenado (y no de la diaconisa, que no existe). Desde luego, lo nunca visto.

    ResponderEliminar