lunes, 20 de mayo de 2013

La Esperanza de Oviedo ya está en su Capilla


El sábado 18 de mayo, tras celebrar su tradicional Triduo en la iglesia de San Tirso el Real, Nuestra Señora de la Esperanza regresó en solemne procesión a su Capilla.

Hasta San Tirso se acercaron los Hermanos Mayores de la Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores, de la Hermandad de Jesús Cautivo y de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalem así como los representantes de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Cofradía del Silencio, en respuesta a la invitación que todos los años cursa la decana de las cofradías ovetenses a las diferentes penitenciales de Oviedo.



Una vez finalizada la Santa Misa el paso fue llevado a hombros hasta la columna de la iglesia bajo la que se encuentran los restos mortales de Doña Velasquita Giráldez, benefactora de la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza, ante la que , como manda la tradición , se rezó un responso.



Tras el responso la procesión continuó hasta la Capilla de "La Balesquida", como popularmente se conoce a Nuestra Señora de la Esperanza de Oviedo.









La Capilla permanecerá abierta estos días para que todos los ovetenses pasen por allí a hacer la devota y tradicional visita a La Esperanza de Oviedo. 

Esperanza de Oviedo no por que lo diga yo, como un título pomposo, o aparezca en éste u otro blog, o facebook o Twitter, no. Este título se lo ha ganado la Señora desde hace muchos años, muchos. Desde que en 1232 Doña Velasquita donase el Hospital de Nuestra Señora Santa Virgen María, desde que en 1589 se celebre en la cofradía las vísperas y festividad de Nuestra Señora de la O el 18 de diciembre, desde que en 1725 se le construya una Capilla, o mas recientemente desde que en 1952 el Excelentísimo Ayuntamiento de Oviedo le conceda la Medalla de la Ciudad. Por estas "pequeñas cosas" denomino a mi querida "Balesquida", Esperanza de Oviedo. 

El Martes del Campo volverá la bendición del pan y volverá a llenarse la Capilla de velas y de fieles a los que poco le importa lo que acabo de decir, se postrarán ante ella y pedirán su intercesión, pedirán por su salud y por la de los suyos, eso es lo importante. Velas que ayer ya empezaban a llenar el altar de la Capilla a pesar del día frío y lluvioso.





La Esperanza de Oviedo, nos espera en su Capilla. Como siempre, llegado el final de la Pascua de Resurrección, llegado Pentecostés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario