sábado, 18 de mayo de 2013

Se acabaron las vacaciones de "Semana Santa"... y de "Navidad"


En otro arrebato de "anticristianismo" la Consejera de Educación de Asturias intenta borrar de un plumazo nuestra historia y tradición.

Esta semana se ha publicado el nuevo calendario escolar para el próximo curso, y como si no tuviesen las mentes pensantes de la Consejería de Educación asturiana nada de lo que preocuparse (o igual si estando el anterior Consejero de Educación, del mismo partido, en los juzgados) se ponen a hacer encajes de bolillos.

Se les a ocurrido la genial idea de sustituir la tradicional denominación de los periodos no lectivos de Navidad y Semana Santa por "Vacaciones de invierno" en el caso del periodo navideño y "Vacaciones del Segundo trimestre" en el caso de la Semana Santa.

Me parece una auténtica tontería, todos seguiremos denominando a esos periodos como lo que son, "Navidad" y "Semana Santa". Para un pueblo como el asturiano que ha nacido y crecido en la fe Cristiana eso es incuestionable, pero se nos impone esta denominación "oficial" y tenemos que tragar. El año pasado ya desplazaron el periodo no lectivo de Semana Santa a la semana Siguiente.

Cualquier día se les ocurrirá sustituir la Santa Cruz de nuestra enseña regional, claro puede herir sensibilidades, bajo ese signo Don Pelayo cambió el devenir de la historia de España hace casi trece siglos.

Creo que la cosa no merece más comentario, y no  puedo estar más de acuerdo con las declaraciones del portavoz de la Asociación de padres católicos, CONCAPA, al diario El Comercio cuando se publicó esta noticia:

"Estamos ante una auténtica tontería. Y, diga lo que diga la Consejería, les guste o no, la realidad es tozuda. Son las fiestas que la gente celebra, y es como la gente las va a seguir llamando, vacaciones de Navidad y de Semana Santa, así que mejor se ocupaban de cosas bastante más importantes y que de verdad preocupan, y mucho, a las familias asturianas".

Y si quieres intentar que esto se cambie pasare por AQUÍ

3 comentarios:

  1. Así puesto que en España vivimos varios millones de personas que o bien no creemos en ningún dios o que creen en otros dioses diferentes al católico, se deberían eliminar todas las fiestas nacionales confesionales cristianas y ser sustituidas por otras de marcado carácter integrador para todos los ciudadanos españoles. Estas fiestas deberían más acordes con el siglo en el que vivimos y sobre todo más conformes con los valores democráticos de nuestra sociedad. Máxime cuando las actuales fiestas religiosas españolas sirven de tapadera y justificación para el mantenimiento y la propagación de ideas y comportamientos claramente discriminadores, sexistas o intolerantes, que además son totalmente contrarios a nuestro actual ordenamiento constitucional. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/04/sobre-fiestas-religiosas-y-nacionales.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector, y tanto que se te llena la boca con la palabra democracia, ¿no es esto el "poder de la mayoría"?,y admitiendo que sean "varios millones" los que piensan como tú, ¿no crees que en esta Santa tierra que es España son muchos más los que piensan como yo? .
      Pues se democrático y acepta las mayorías, pero supongo que te pasará como a nuestra Consejera de Educación, para no herir las sensibilidades de cuatro niños fastidiamos a otros miles...
      Ayyyyy! y luego quieren darnos lecciones de democracia y tolerancia, dime quienes sois los intolerantes, los que no respetáis a las mayorías, y mal que os pese este país llamado España es MAYORITARIAMENTE CRISTIANO.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Ningún país democrático ha proscrito nunca las fiestas religiosas, sólo los regímenes autoritarios lo han hecho. El que haya personas no creyentes, o creyentes de otras confesiones, no puede ser usado como argumento para la imposición del ateismo y la violación del patrimonio inmaterial europeo.

    ResponderEliminar