lunes, 17 de diciembre de 2012

La Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza de Oviedo inicia las celebraciones en honor a su Sagrada Titular.

Fray Jesús Sanz, Arzobispo de Oviedo, presidió la Santa Misa en la Capilla de La Balesquida en la mañana de ayer.

La presencia del Arzobispo en la Celebración de ayer puede ser tomada por los responsables de la Cofradía como un claro apoyo a la iniciativa por estos tomada en la reforma de sus Estatutos, aprobados el pasado viernes por amplia mayoría en Cabildo General.
Esta reforma de Estatutos fue planteada por la actual Directiva de la Cofradia para ajustarse a la legalidad vigente y establecerse oficialmente como Asociación pública de fieles bajo los auspicios del Arzobispado y bajo las normas del Derecho canónico.


En la Celebración estuvieron presentes representantes de diferentes Penitenciales ovetenses, Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Cofradía del Santo Entierro  y Nuestra Señora de los Dolores de Oviedo y la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalem "La Borriquilla".

Como cada vez que el Sr. Arzobispo tiene presentes a los responsables de las diferentes cofradías y hermandades ovetenses, durante su homilía recordó cual debe ser el motor de éstas: "Devoción a sus titulares, manifestación pública de fe y caridad".
Aprovechó la ocasión para desear una larga existencia a la ya vetusta Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza, que con casi 800 años de historia denominó "la más antigua de estas tierras".



Una vez concluida la Santa Misa Don Jesús Sanz pasó a la sacristía de la Capilla de la Balesquida a firmar en el libro de honor de la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza de Oviedo. Los responsables de La Balesquida obsequiaron a Fray Jesús con una metopa con el escudo de la Cofradía como recuerdo de esta su primera visita a la casa de Nuestra Señora de la Esperanza, "La Balesquida".



Tras la celebración religiosa la Sociedad Protectora de La Balesquida ofreció en la Plaza Porlier el tradicional "Amagüestu" a base de castañas asadas y sidra dulce o "sidra del duernu", tanto para sus asociados como para los cofrades de la Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza.



Las celebraciones religiosa concluiran el día 18 de diciembre con la celebración a las ocho de la tarde de la Santa Misa en la Capilla de la Balesquida a las ocho de la tarde por la Solemnidad de Nuestra Señora de la Esperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario